Responsabilidad Social Empresarial en Panamá – Entrevista a Marta Alvarado.

Responsabilidad Social Empresarial en Panamá – Marta Alvarado. 

Responsabilidad Social Empresarial en Panamá – Entrevista a Marta Alvarado. 

Marta Alvarado es una periodista profesional que ejerció durante 10 años la carrera en Medcom; de reportera a presentadora. Después de eso, aprovechando el incremento de la popularidad de las novedosas prácticas de Responsabilidad Social Empresarial, se capacitó en el área, con un diplomado en RSE virtual del Tecnológico de Monterrey y se ha dedicado a ello desde entonces. Trabajó en más de 2 años en Fiesta Casino, luego en Grupo Rey como Gerente de asuntos corporativos, supervisando el tema de RSE; y desde hace 4 años es consultora de RSE para la fundación Price Philanthropy a través del programa Aprender y Crecer.

Marta ALvarado

 

¿Cómo defines Responsabilidad Social Empresarial? y ¿Cómo lo diferencias de la filantropía?

“La RSE en un esfuerzo sostenido de una organización por llevar a cabo acciones sociales que impacten positivamente a su entorno. Conlleva acciones internas y acciones externas. Se diferencia de la filantropía ya que ésta consiste en gestos humanitarios. Por ejemplo: dar donaciones o hacer una colecta para un niño que necesita una operación. Sin embargo, la RSE es medible. Es un esfuerzo en el cual la empresa invierte y que coloca dentro de sus planes. De la misma manera que planifica su presupuesto de mercadeo para el año o su presupuesto para capacitaciones, también presupuesta y hace planes de responsabilidad social y los mide. Sin medición no se puede ver el resultado. Otro elemento que a veces también se confunde es cuando se vende algo y parte del ingreso por esa venta va dirigido a cierta causa, eso ya entra dentro de marketing social, que también está muy de moda, pero definitivamente no entra dentro de la definición de RSE. La diferencia básica es que la RSE está dentro de la estrategia, es tan importante como la estrategia de Ventas, la de Recursos Humanos o cualquier otro pilar que sostenga la empresa”.

¿Cómo ves la situación de RSE en Panamá?

“Hemos avanzado mucho. Este esfuerzo inició con la Naciones Unidas que empezó a darle atención durante el Pacto Global. Luego, se crearon diferentes entes. Desde hace 6 años existe Sumarse que es una organización que agrupa a todas las empresas que están interesadas en desarrollar planes de RSE, los orienta y les da directrices. Es muy positivo tener un ente privado en el cual las empresas pueden conseguir asesorías y conocer mejores prácticas. Este tema no es como el mercadeo, en el cual las estrategias son ocultas. Aquí las estrategias hay que compartirlas. Copiar modelos exitosos es bienvenido. Si una empresa desarrolló un modelo exitoso otra lo puede hacer. La situación es favorable y también se ha visto influenciada en la medida que más trasnacionales siguen llegando al país y adquieren empresas locales; ya que a nivel de otros países y de grandes corporaciones RSE es un mandato, no tanto una iniciativa. Es un programa más que debe ser implementado, un área más que debe ser desarrollado. Empresas como Cervecería Nacional, Cemex, Odebrecht, entre otras, tienen divisiones de RSE que manejan su ejecución”.

¿Qué papel juega la divulgación de las actividades durante las prácticas de RSE?

“Dentro de la estrategia de RSE la divulgación es un componente. Tiene que serlo. La RSE tiene que ser conocida, tanto internamente, es decir, informar a los colaboradores con respecto al plan de responsabilidad social, ya que el voluntariado corporativo es un componente, como externamente. Lleva un componente de la empresa por tener un colchón de imagen positivo. Eso no está mal. Se puede hacer y se hace medible. El fin último de la RSE es beneficiar a la comunidad en la que se encuentra para mejorar su entorno. Al mejorar la situación económica de esa comunidad, mejora tu negocio. Al impactar positivamente el entorno recibes los réditos de esa inversión a largo plazo que has hecho en RSE. No es malo comunicar, de hecho, es un componente, comunicarlo de forma externa y de forma interna. Lo que no se vale es gastar $1.000 en un comercial de un programa en donde inviertes $500”.

¿Dirías que existe una diferencia entre la forma en la cual empresas grandes y empresas pequeñas practican ERS?

“La esencia es la misma. Algo que debes tomar en cuenta es que la RSE debe venir desde la cabeza de la empresa. Difícilmente, una estrategia de RSE puede ser impulsada por la gerencia de RRHH o la gerencia de Mercadeo, que son las áreas que casi siempre impulsan estas iniciativas. Eso debe venir de la cabeza, por ejemplo: el dueño o el CEO. Él mismo debe estar convencido de que quiere ejecutarlo. En ese sentido, es igual para microempresas o grandes corporaciones. En la manera de ejecutarlo sí existen algunas diferencias. Los planes que puede ejecutar una empresa más pequeña son más modestos que lo que puede ejecutar una gran empresa”.

Háblanos de la labor que haces en Aprender y Crecer.

Aprender y Crecer es el programa de responsabilidad social de Pricemart en Panamá y todos los países en donde está la empresa; es decir: Centroamérica, Colombia y República Dominicana. Desarrollamos un programa con las escuelas públicas de primaria. Nuestra premisa es dotar a las escuelas con todo el material que necesitan para mejorar la calidad de la educación. Específicamente trabajamos en el mejoramiento de las competencias lectoras de los niños. La escuela recibe una donación de todos los útiles y materiales escolares que el niño pueda necesitar: lápices, cuadernos, plumas, etc. Los maestros una caja con material de trabajo: páginas blancas, de colores, cartoncillos, marcadores, etc. y la escuela recibe también material como cartulinas, papeles de diferentes tipos, material didáctico como mapas, juegos educativos láminas educativas y artículos de limpieza como bolsas de basura, desinfectante, papel higiénico, papel toalla para mantener la escuela limpia e inculcar a los niños buenos hábitos de aseo. La escuela se compromete a desarrollar un plan estratégico de mejoramiento de lectura que debe presentar resultados en Julio y luego a final de año. Trabajamos con una herramienta que se llama Smart, que indica que el objetivo sea: específico, medible, alcanzable, relevante y en tiempo definido, y así es como medimos el resultado. En Panamá tenemos 22 escuelas,  11 en Panamá centro, 6 en Panamá Oeste (Chorrera y Arraiján) y 6 en David”.

¿Cómo ves el panorama futuro de la RSE?

“Va a seguir creciendo. Ya es una demanda de la gente. Cada día la gente tiene más conciencia. Ahora cuando vas a comprar algo, si sabes que una empresa es amigable con el ambiente, cuida el entorno en el que está, la prefieres en comparación a una empresa que no invierte nada en devolverle a la sociedad ese beneficio que le da. Va a preferirlo como va a preferir el producto. Es por eso que se tiene que divulgar. Es parte de la premisa. La idea es que al final del camino sea una necesidad ser socialmente responsable. Por otro lado, con todos los grandes escándalos que se han dado, no sólo en Panamá, sino a nivel internacional, las empresas se están dando cuenta de que tienen que tener un colchón de imagen, algo que los soporte. Que ellos puedan decir ‘cometimos este error, tenemos este problema, pero yo invierto tanto en limpiar el ambiente, yo invierto tanto en becar a los hijos de mis colaboradores para que estudien, yo invierto tanto en un programa de reciclaje’. La empresa debe tener herramientas para demostrar que hace una inversión social. Las tendencias indican que la gente sí prefiere una empresa responsable versus una que no lo es al momento de consumir el producto. Así que yo creo que en la medida de que haya más conciencia de la gente más prosperarán las buenas estrategias de responsabilidad social empresarial”.

Pablo Garcés

 

 

 

Comments are closed.